Me gusta disfrazarme

  • Vestirme con los zapatos de otro y no poner límites a la imaginación.

    Da igual que sea época de carnaval o no, cualquier excusa es buena para disfrazarse. La cosa subió de nivel cuando fuimos 3 y tuvimos que buscar disfraces a juego.

    Decidir quién es el malo de la película es lo más difícil.