Mi vecina es un vampiro

  • Sí, tengo grandes sospechas de que mi vecina es un vampiro.

    Nunca le había dado mayor importancia al hecho de que no apoye los pies en el suelo para caminar, levita, SIEMPRE lleve gafas de sol y la puerta de su casa tengas más cerraduras que el castillo de Drácula.

    Pero desde que llegó el pequeño ando con más cuidado. Siempre asoma la cabeza por la puerta cuando nos escucha en el ascensor, me pregunta si come bien y me dice que está muy hermoso (en mi cabeza suena «delicioso»)