Amigos Invisibles

  • Hay amigos a los que nadie ve, no son mejores ni peores simplemente invisibles.
    Los míos son monstruos. Que me acompañan mientras duermo, a los que les cuento mis secretos, con los que comparto un helado o una risa.
    Seguro que si te fijas bien puedes verlos. En una silla vacía, mirando por la ventana o cuidando de algún niño.
    Colaboración con la fotógrafa Sandra Rosado.